Entrevista a Moez Dahmani, Director de Ventas en Europa Occidental y norte de áfrica.

“Hay una clara oportunidad en los sistemas de impermeabilización líquida”

Como especialista en dar a conocer los productos de Tecnopol, Moez Dahmani, habla de manera regular con todo tipo de prescriptores que buscan soluciones para sus proyectos.

Moez Dahmani

En pocos años la poliurea ha revolucionado la manera de impermeabilizar cubiertas y exteriores, ¿los proyectistas conocen las virtudes de la poliurea?.

En los últimos años los proyectistas valoran cada vez más el uso de poliurea, debido a su rápida reacción y secado. En apenas unas horas es posible disfrutar de las superficies revestidas, Se adapta a cualquier forma, por muy irregular que sea, ofreciendo una buena resistencia química y mecánica superior a otros impermeabilizantes.

Una de las ventajas más destacada de la impermeabilización con poliurea es que ofrece una excelente resistencia a la abrasión, desgaste, compresión y desgarro; además de otras cualidades como son su aporte de resistencia térmica, aislante eléctrico, densidad y estanqueidad, también ofrece buena flexibilidad a bajas temperaturas, resistencia ante medios ácidos o alcalinos y un buena adaptación sobre la mayoría de  sustratos.

¿Hay un nexo común en la manera de proyectar en los diferentes países y mercado para los que trabaja, que marque una diferencia en el tipo de productos o soluciones que les ofrece?

La dinámica del mercado de los sistemas de impermeabilización está condicionada por diferentes aspectos de los que destacaría cuatro:

La creciente demanda de sistemas de impermeabilización rentables y eficientes

Los sistemas de impermeabilización son una parte importante de los proyectos de construcción, brindan varios beneficios que incluyen protección contra la radiación UV, resistencia química, resistencia al calor, impermeabilización durante la temporada de lluvias, durabilidad y resistencia; lo cual ayuda a aumentar la vida útil de las estructuras. Además, estos sistemas han de ser fáciles de instalar y con poca mano de obra, lo que ayuda a reducir los costes de reparación y mantenimiento a corto y largo plazo. Los sistemas de impermeabilización basados ​​en Elastómeros de Poliurea y Pu son ligeros y fáciles de transportar e instalar, ofrecen una vida útil de 25 años categoría W3  en CE . Además, su impacto medio ambiental es inferior en relación a sistemas basados en PVC, EPDM, MB y TPO.

En comparación con otras alternativas de impermeabilización, la instalación de sistemas de Poliurea y PU no requieren menos mano de obra y es más rápida su instalación llegando a 1000m2 por día. Lo que los convierte en una excelente opción para los sectores residenciales y comerciales.

Limitaciones: posibles problemas ambientales y de salud

Comparando con los elastómeros de Poliurea y PU, El uso de membranas  impermeabilizantes PVC, EPDM, MB y TPO plantea  más riesgos  ambientales durante  su transformación, fabricación, transporte e incluso durante su instalación, además presenta varios riesgos para la salud; a modo de ejemplo, al aplicar membranas a base de betún, los trabajadores pueden estar expuestos a humos volátiles. La exposición prolongada a estos humos puede provocar problemas de salud. Aunque existe una tendencia cambiante hacia las membranas de POLIUREA y Pu, las membranas bituminosas todavía representan una parte significativa en el mercado entre otras membranas impermeabilizantes. Esto significa que una gran parte de los trabajadores, especialmente de las economías emergentes, son vulnerables a su exposición. La transformación y fabricación de estos sistemas de impermeabilización requiere más recursos energéticos y dañan el medio ambiente al liberar humos tóxicos y COV en la atmósfera. Sin embargo, el uso correcto de respiradores, ropa protectora y alternativas ecológicas mitigan estos factores.

Desafío: volatilidad en los precios de las materias primas

Las materias primas utilizadas para la fabricación de sistemas de impermeabilización se extraen principalmente del petróleo crudo. El petróleo crudo es una de las fuentes importantes de energía que contribuyó al 27,3% del consumo mundial de energía primaria en 2015, según la Revisión Estadística de Energía de BP. El precio medio al contado del petróleo crudo alcanzó los USD 52 por barril a fines de diciembre de 2016 desde un mínimo de USD 29,8 por barril a fines de enero de 2016. El precio del crudo se encuentra en una senda de recuperación y se estabilizó en el rango de USD 55-60 por barril en 2017. Sin embargo, debido a la actual situación de pandemia, los países prohibieron los viajes tanto nacionales como internacionales. Lo cual ha provocado una gran caída en la demanda de combustible para el transporte, afectando aún más los precios del crudo. Sin embargo, se espera que los precios del petróleo aumenten debido a la renovada demanda de China. Debido a la fluctuación de los precios del crudo, los precios de las materias primas de los sistemas de impermeabilización también se ven afectados.

La estructura de los edificios es el mayor consumidor de sistemas de impermeabilización.

Las estructuras de los edificios son áreas que excluyen techos y paredes como balcones, sótanos, cimientos, muros de contención, cuartos de almacenamiento, construcciones subterráneas y otros. Las estructuras a menudo están expuestas a tensiones como la exposición al agua, la exposición a sustancias químicas del agua subterránea, fuerzas estáticas desiguales, variaciones de temperatura, influencias biológicas y otras. La impermeabilización de estas estructuras proporciona una protección eficaz y a largo plazo contra estas exposiciones y asegura una protección eficaz de las estructuras de los edificios.

¿A qué retos se enfrenta en el mercado actual de la impermeabilización, tanto en Europa Occidental como en el Norte de África?

En general hay una creciente demanda de sistemas de impermeabilización que se debe a la búsqueda de materiales rentables y eficientes  en la construcción de nuevos edificios o bien en el mercado de la rehabilitación y el mantenimiento en la UE, es la misma tendencia en los países emergentes aunque el crecimiento no es acorde a la inercia del mercado, esta disminución es debida básicamente al Impacto de COVID-19 en el mercado de sistemas de impermeabilización, los sistemas de impermeabilización se utilizan principalmente en la industria de la construcción. La pandemia ha afectado a esta industria. El bloqueo en varios países y las restricciones logísticas, el encarecimiento de coste del transporte internacional, las interrupciones de la cadena de suministro, la disponibilidad limitada y aumento de coste de varias materias primas, la baja liquidez de las empresas.. todo estos factores han afectado negativamente a la industria. Las empresas se ven obligados a reevaluar sus estrategias para atender a esta industria durante este período de crisis.

¿Hay algún tipo de obras en las que trabajan de manera muy regular, como puede ser rehabilitación de edificios, equipamientos públicos o deportivos, aparcamientos, etc.?

En general y como resultado de la multitud de usos y la polivalencia de la membrana polyurea y PU, como impermeabilización o revestimiento de suelos Tecnopol está activo en múltiples tipos de aplicaciones de edificaciones. Por citar algunos de los campos en los que se nos requiere más: Tejados y cubiertas en edificios residencial o industrial. Plantas de tratamiento de agua o de tratamiento de aguas residuales. Balcones, sótanos, cimientos de fundación, muros de contención. Puentes. Sistemas ferroviarios y subterráneos. Muelles y puertos de carga marítima. Canales y diques de hormigón. Suelos industriales. Estructuras y parkings de estacionamiento.

¿A raíz de la pandemia se ha generalizado trabajar a distancia y digitalmente, qué inconvenientes, y ventajas te ha supuesto?

El teletrabajo es una forma de trabajo que permite a una persona desarrollar su actividad profesional fuera de las instalaciones de la empresa con la que está contratado. Se espera que esta tendencia se revierta luego de la crisis del COVID-19, donde muchas empresas se han visto obligadas a implementarlo.

Pero el teletrabajo también conlleva realizar menos viajes y desplazamientos para visitar obras, proyectos y poder dar asistencia técnica directa in situ; además de algunos mínimos riesgos profesionales, amplificados por la distancia y el aislamiento, es importante mantener los vínculos sociales, gestionar el tiempo y la carga de trabajo.

¿Cómo ve a corto plazo la evolución económica de ambos mercados y la presencia de Tecnopol en ellos?

Tras la conclusión de esta crisis, se espera que el mercado reviva y aumente la demanda de sistemas de impermeabilización, es más, “veo una clara oportunidad en la creación de sistemas de impermeabilización para edificios ecológicos respetuosos con el medio ambiente”. Los sistemas de impermeabilización están cada vez más sometidos a requerimientos del contenido COV y una implicación en la conservación del medio ambiente; muchos fabricantes han invertido en I + D y proporcionan cada vez más soluciones, con una huella ambiental y humana mínima. Los fabricantes están acreditando cada vez más sus productos con certificaciones ecológicas para su uso en proyectos de construcción sostenible.